Twitter acaba de anunciar que baja a 400 el número de cuentas a las que puedes empezar a seguir cada día. Con esta medida la red social pretende acabar, o al menos reducir el spam y la proliferación de las redes de bots.

Una de las principales estrategias que siguen las redes de spam en Twitter es comenzar a seguir una cuenta, para incentivar a que el gestor de esa cuenta les siga a ellos y entonces dejar de seguirles, “captando” a una nueva víctima más para sus cadenas de spam.

Al mismo tiempo, Twitter también pretende reducir la expansión de redes de bots que inundan su plataforma limitando a 400 las cuentas que un usuario puede seguir al día.

Los responsables de la red social han destacado que un usuario medio difícilmente alcanzaría nunca ese límite tan alto de nuevos seguimientos en solo 24 horas, por lo que la red social todavía podía haber rebajado un poco más ese límite.

Esta medida se suma a las que Twitter viene aplicando desde principios de año, cuando suspendió los permisos de acceso a un buen número de aplicaciones y herramientas de terceros con las que las cuentas podían programar las llamadas técnicas de seguimiento intermitente en Twiter, es decir, seguir y dejar de seguir de forma sistemática para ganar seguidores.

Junto a estas medidas, la red social también ha mejorado las herramientas de soporte para permitir a los usuarios reportar cuentas que envían spam, cuentas gestionadas por bots y relacionadas con la identificación proactiva de las cuentas de Twitter dedicadas al spam o a otras actividades que se alejen de los valores de la red social.